Vestidos azul marino

Un vestido azul marino siempre es una elección acertada, dada su versatilidad y su facilidad para ensalzar la figura femenina. Ya sean vestidos cortos, largos, de tubo o camiseros, no puede faltar un vestido azul navy en tu armario.

Cómo combinar un vestido azul marino

Un vestido azul marino es una apuesta segura para ir a la moda. Son prendas que siempre se lucen en pasarelas y eventos. Al ser un color oscuro, te da un estilo sobrio y elegante sin caer en la seriedad del color negro. Además, este tono oscuro realza más los complementos de tu outfit. Combinar un vestido azul marino con zapatos y bolso plateados, te hará lucir espectacular en cualquier fiesta de noche.

Si prefieres algo más juvenil y veraniego, puedes optar por un vestido corto estampado, que irá bien tanto con zapatos, cuñas o zapatillas. Y si lo que quieres es combinar tu vestido azul oscuro con unas deportivas, definitivamente debes decantarte por un vestido liso y corto de sport.

Cuando quieras pisar fuerte y hacerte sentir allá donde vas, tu opción es combinar un vestido azul marino con zapatos, cinturón y pintalabios rojo. Sobre el fondo oscuro, el color rojo contrasta para destacar. Es un rasgo de personalidad, de fuerza y autoridad. A este look le irán bien tanto un bolos rojo como pendientes dorados.

Para aquellos días en los que hace todavía un poco de frío, querrás abrigarte si llevas un vestido de tirantes o sin mangas. Algo que te sentará genial es una chaqueta color coral. Esta combinación recuerda al fondo del mar, por lo que transmitirás una sensación de armonía y paz a todo tu alrededor. En esa línea, puedes llevar unos pendientes y un colgante a juego, así como unos zapatos coral y un bolso azul.

Otro color que le va genial al azul marino es el amarillo o el ocre. Al combinar un vestido azul con complementos amarillos consigues darle luz aun traje oscuro. De nuevo, crearás un contraste espectacular.