Decoración Azul Marino

El color azul marino es uno de los más polivalentes en la decoración del hogar. Es un tono oscuro, no siempre apto para habitaciones pequeñas y con poca luz, pero sí resulta atractivo en estancias más amplias y luminosas. Ya sea en el color de las paredes o como contraste en el mobiliario, el azul marino dará a la casa un toque de modernidad.

¿Por qué decorar con azul marino?

Como suele decirse, para gustos los colores. Si has llegado aquí es porque el azul es uno de tus colores favoritos, disfrutas de la armonía y la tranquilidad que transmite. Si quieres crear en tus estancias una zona libre de estrés y llena de serenidad, tu mejor opción es esta: el azul oscuro.

Ya sea combinado con otros tonos de azul, o en contraste con el blanco o el gris, el azul marino siempre va a ofrecer un punto de elegancia a tus habitaciones. También puedes combinarlo con mobiliario dorado o en color bronce, buscando un estilo elegante y diferenciado. Aunque la verdad es que el color azul marino pega con casi cualquier otro color: coral, verde, burdeos, negro,… ¡La decisión es tuya!